martes, 28 de mayo de 2013

Mientras duermo

El año pasado tuve un sueño muy desagradable para mi. En el aparecía una señora muy peinada y maquillada, de pelo rubio, se presentaba en casa de mi abuela, y me decía que era una tía suya, de pronto aparece una niña de unos 6 o 7 años y me dice que es la hermana de mi abuela, con un tono como cantando. La tía de mi abuela me dice que llegó la hora de su muerte, que es hora de que me vaya despidiendo de ella. Yo no paraba de llorar, quiero a mi abuela mas que a nadie y no podía ni pensarlo. Lloraba y lloraba tanto con el corazón encogido muy nerviosa… Rompió el silencio y me dijo, ya que tanto sufres voy a darte un tiempo, pero que sepas que al próximo no hay cuartel y desaparecieron. Y así fue, mi abuela entonces estuvo ingresada pero se recuperó. Pasado 11 meses de aquello mi abuela murió el pasado mes de Febrero… Vivo desde entonces con la esperanza que pueda verla y tocarla…
En otra ocasión soñé con una chica, me hacia sentir como si fuera mi mejor amiga, no me sentía mal a su lado, íbamos de compras y elegía ropa para mi hermana. Me llevaba a su casa, donde vivía era como una pensión o un patio de vecinos, no lo se muy bien, subíamos a su casa y estaba su abuela en una mecedora, era muy amable conmigo y me desprendía mucha ternura pero estaba todo un poco oscuro. Estando en mi casa un día  entré en el baño con la puerta abierta, mire para el frente y vi como una chica pasaba por delante, en el pasillo, desapareciendo en el cuarto de mis padres! llevaba una cola baja, era castaña, bajita y con unos kilitos de más. Me di cuenta de que era la misma chica con la que soñé meses antes. Me asusté, la verdad! Pasaron días e incluso meses, cuando una noche, se quedó en casa mi mejor amiga a dormir. A la mañana siguiente mi amiga muy extrañada me comentó que había tenido un sueño muy raro pero que es como si lo hubiese vivido. Sonó que yo estaba con una chica, llevaba una cola baja, regordeta, estábamos en un cementerio. frente nuestra había una tumba ya cavada y a lo lejos un señor que se iba acercando a nosotras, cogiendo a la chica de la cola  y llevándosela lejos sin mirar atrás. No me podía creer lo que me estaba contando, ella nunca jamás había tenido ninguna experiencia, y cuando yo le conté lo que me había pasado con esa misma chica se asustó mucho. Ella me cree por encima de todo, porque ha pasado mucho tiempo en mi casa, y ha visto como se han caído libros sin nadie tocarlos, como se me ha cambiado la cara cuando he visto algo, y jamás a dudado de mí. No he vuelto a saber nada más de aquella chica que vivía con su abuela, yo he deducido que estaba luchando entre la vida y la muerte, quería mi ayuda para que cuidara a su abuela o que la ayudara a vivir…pero finalmente la muerte venció.




Este testimonio a preferido mantenerse en el anonimato

No hay comentarios:

Publicar un comentario